Invalidez absoluta y explotar finca agrícola heredada

He heredado una finca rústica de secano de 20 hectáreas ytengo una pensión de invalidez absoluta. ¿Podría explotar la finca y no perjudicar mi pensión ? Yo no puedo trabajar ni física ni intelectualmente. Contrataría una empresa de servicios para las tareas agrarias y una asesoría para las tareas administrativas. ¿Podría solicitar la PAC? ¿Tendría que darme de alta en la seguridad social ? ¿Qué he de hacer para estar dentro de la ley y explotar la finca heredada?

agradeceré eternamente la ayuda que me pueda prestar 

Unidad de Apoyo FEGA
25/01/2019 - 14:13:51
Su pregunta sobre la compatibilidad del cobro de una pensión de invalidez absoluta con el cobro de las ayudas de la PAC, supera el ámbito de aplicación de las ayudas de la Política Agraria Comunitaria, por lo que le recomendamos que se dirija a la oficina de atención de la Tesorería de la Seguridad Social correspondiente de su comunidad autónoma, para que le puedan orientar al respecto.
Independientemente de lo anterior, le indicamos que el primer requisito que hay que cumplir para poder recibir las ayudas directas es el de ser agricultor activo, es decir, no ejercer ninguna de las actividades excluidas recogidas en el anexo III del Real Decreto 1075/2014, salvo que puedan demostrar que los pagos directos suponen, al menos, el 5 % de los ingresos que obtienen del resto de actividades no agrarias o que sus ingresos agrarios distintos de los pagos directos sean el 20 % o más de sus ingresos agrarios totales en el ejercicio fiscal más reciente o bien, en el caso de personas jurídicas, que en sus estatutos, la actividad agraria sea la actividad principal dentro de su objeto social, y en el caso de personas físicas, que se encontrasen registrados en la Seguridad Social dentro del Sistema Especial para Trabajadores por cuenta propia Agrarios (SETA) antes de la fecha de finalización del plazo de modificación de la solicitud única de ayudas. También se va a controlar que se realice la actividad agraria en la superficie por la que se solicitan ayudas y se asuma el riesgo empresarial de la explotación. Para ello, se realiza un control previo de la actividad agraria que consiste en revisar, para cada solicitante de las ayudas de la PAC, que al menos, el 20 % de sus ingresos agrarios totales son distintos de los pagos directos de la PAC. Para realizar esta comprobación, se tomarán los datos declarados en el ejercicio fiscal más reciente y, en el caso de que en dicho ejercicio no se alcance el límite del 20 %, se podrán tener en cuenta los ingresos agrarios de alguno de los dos ejercicios fiscales inmediatamente anteriores.
Puede encontrar más información en la Circular de agricultor activo y actividad agraria, en la página web del FEGA o en la app de InfoPAC, o dirigirse a la oficina de atención correspondiente de su comunidad autónoma para que le informen al respecto.